domingo, 9 de octubre de 2011

DESCUBRIENDO EL PUEBLO DE AMBITE Y SUS TESOROS:

En el sureste de la Comunidad de Madrid, siguiendo la Ruta por las Vegas y tras pasar por los pueblos de Tielmes, Carabaña y Orusco de Tajuña, llegaremos a nuestro objetivo en la jornada de hoy, el pueblo de Ambite a 682 metros de altitud.

A orillas de rio Tajuña, justo en el margen derecho del rio encontramos Ambite, su situación respecto del rio no es caprichosa ya que la geografía del terreno solo muestra ciertas facilidades en este lado, donde las laderas son más suaves, ya que en la margen izquierda del rio Tajuña la vega se caracteriza por laderas más escarpadas y donde solo el hombre actual caracterizado por no escuchar a nadie ni a nada ha conseguido colonizar esas laderas, estropeando las vistas de las que anteriormente disfrutaban los pobladores de Ambite.

A lo largo de la vega del Tajuña se han encontrado numerosos restos arqueológicos, concretamente en el entorno de Ambite se han encontrados restos del periodo Calcolítico, durante este periodo prehistórico, el hombre comenzó a utilizar el cobre. El Calcolítico se caracteriza por el desarrollo de una nueva técnica en la metalurgia, donde se hicieron los primeros objetos de cobre fundido. En la Edad del Bronce, se inició la fundición de este metal, con una mayor sofisticación técnica, lo que permitio la manufactura de utensilios muy sofisticados.

Dentro de los yacimientos se han localizado restos pertenecientes a las tribus celtiberas. Como también restos de las infraestructuras realizadas por los romanos, pero fue el paso de los musulmanes por esta localidad los que otorgaron en el año de 1124 el nombre de Ambith et Balmores, por lo que fueron los musulmanes los que más personalidad dieron a esta localidad concediendole un nombre que perdura hasta nuestros dias.

Actualmente Ambite posee una extensión de 26km2 y cuenta con 512 habitantes, como edificios más destacados encontramos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción del siglo XVI, edificada sobre templos anteriores, se estima que el más antiguo data del siglo IV.

La actual iglesia está construida con mampostería, con influencia del estilo barroco y puerta toscana. Se compone de una planta de cruz latina con 3 naves, columnas y arcos de medio punto y con un campanario coronado por una veleta en forma de gallo que le da un aspecto peculiar y rustico a la edificación, se dice que en época de sequia los agricultores de la zona se encomiendan al gallo para pedir las lluvias tan necesarias para los campos.
Una vez localizada la iglesia que está en el centro del pueblo, cogeremos la calle del Teniente Coronel Madariaga y disfrutando del encanto de las casas de pueblo nos iremos acercando al gran tesoro que alberga el pueblo de Ambite.
Pronto veremos una edificación que llamara nuestra atención, el palacio de los Marqueses de Legarda, que fue construido por Alonso de Terante, durante el siglo XVI, de estilo barroco fue propiedad de los Vizcondes de Villahermosa de Ambite y Marqueses de Legarda y se conserva en buen estado, en la actualidad la familia Madariaga es propietaria de la finca.
Y ahora si veremos el gran tesoro que Ambite nos tiene reservado a todos aquellos visitantes curiosos y deseos de ver más allá, a mano izquierda del palacio según miramos su fachada con su correspondiente escudo de la familia, veremos una espectacular encina (quercus ilex),catalogada como la 2º encima más longeva de la Península Ibérica, con un milenio a sus espalda, nos da todo un ejemplo de constancia y de supervivencia estamos hablando de un árbol de X siglos, personalmente no puedo sino admirar a este ser vivo que sin prisa pero sin pausa sigue adelante dando cada año sus magníficos frutos, proporcionando sombra a todo aquel que se le arrima y como no podría ser de otra forma produciendo asombro a todo aquel que se digna a conocer su historia.
Mil años dan para mucho y durante esos X siglos la encina ha ido sufriendo cambios, comentan los vecinos más longevos de Ambite que en realidad eran tres pies que salían juntos desde el suelo pero hace 50 años se rompieron dos de ellos, como atestiguan fotos antiguas donde se puede observar la encina con una copa mucho mayor a la actual. El tronco que le queda en realidad no es el original, sino una rama, ya que el árbol tuvo que ser enmacetado años atrás con una estructura de piedra para evitar su caída.
El ejemplar ha sido catalogado dentro de la publicación de la organización Bosques sin fronteras "Árboles: Leyendas Vivas",
Y como no podía ser de otra forma entorno a un árbol de dichas dimensiones y tan larga vida se cuenta una leyenda que desde tiempo inmemorial dice así:
En la Edad Media un guerrero venia a sentarse a la sombra de la encina en compañía de una hermosa doncella. Un día marchó a la guerra el caballero y desde entonces todas las tardes venía a llorar la doncella al pie del árbol, y después tocaba una rama. Paso mucho tiempo sin tener noticias de él y volvió a llorar a la encina, pero ya sin esperanzas de verlo. 
Las ramas que tocó en el primer tiempo dieron desde entonces fruto dulce y las restantes fruto amargo”. “Mezcladas en el suelo, la tradición afirma que la felicidad de los novios depende del sabor de estos frutos”.

Y desde entonces hasta nuestros tiempos son muchas las parejas que acuden a la sombra de esta majestuosa encina a probar el fruto, donde se dice que está escrito el futuro de las parejas.

Para los amantes de los datos la encina atesora estos números a tener en cuenta:
         * Circunferencia Normal (1,30m): 3,60 m
         * Circunferencia en la base: 4,50 m
         * Diámetro de Copa: 28 m
         * Altura: 12m
         * Edad Aproximada: Más de 700 años

Después de observar la encina podemos dar un paseo por el pueblo y por sus calles encontraremos más tesoros botánicos como rosales centenarios, multitud de granados, tilos, alamos blancos y numerosos árboles de dimensiones impresionantes, por lo que podremos deducir que en Ambite algo especial debe de haber ya sea en sus tierras, en sus aguas, en su clima o en el cuidado que los habitantes de esta Villa ofrecen a su patrimonio natural, ya que los resultados son sorprendentes.
Es inevitable echar la vista hacia el horizonte y ver un paisaje cromático, donde multitud de ecosistemas conviven de forma armoniosa, ya que encontramos paisajes alcarreños, paisajes ribereños y paisaje agrario.
Que más se puede pedir a una panorámica, solo podremos intentar capturarla con el objetivo de nuestra cámara y disfrutar de estas generosas vistas.
Ambite aun guarda importantes joyas arquitectónicas como es el puente del siglo XVIII, construido en granito siendo su maestro constructor Manuel de la Carrera Calderón. El puente está situado en el mismo punto donde se construyo originariamente y por sus ojos aun fluyen las aguas del rio Tajuña.
Este puente tiene gran importancia ya que soporta el constante tráfico que fluye por la M-204, pero la importancia que hoy tiene no es comparable a la que debería tener en sus orígenes ya que da paso a la cañada real que transcurre por esta zona.
Tras conocer este pueblo con tanto encanto podremos alzar la vista y ver la ladera que justo esta enfrente del pueblo y enseguida podremos ver el impacto que el hombre moderno realizar, contruyendo alli donde se le antoja, rompiendo el paisaje y dejando unas cicatrices en la ladera que dificilmente el tiempo podra borrar aun asi merece la pena visitar este maravillo pueblo y conocer de cerca sus grandes tesoros.
Para llegar a la Villa de Ambite podremos hacerlo mediante diferentes medios de transporte:
Transporte público: la empresa Argabus (Plaza Conde Casal, lateral del Hotel Claridge) cubre el recorrido Madrid- Ambite-Driebes a través de las líneas  326- 322
Transporte privado: por la A-3 dirección Valencia, hasta el km 41 (salida 41) dirección Tielmes, una vez en este municipio no abandonar la carretera M-204 que atraviesa los municipios ribereños del Tajuña como son Tielmes, Carabaña, Orusco y finalmente Ambite. 

En el siguiente vídeo podrán descubrir algunos de los tesoros del pueblo de Ambite, y si quieres que te haga de guía, contacta conmigo: danielmedioambiente@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario