miércoles, 9 de noviembre de 2011

ESTUDIO DE LAS AGUAS Y RIBERAS DEL RIO MANZANARES:

Son muchos los indicadores que a simple vista dan la voz de alarma sobre el estado de las aguas de los ríos de la Comunidad de Madrid y esa voz debería convertirse en grito de socorro, donde no solo los voluntarios acudieran en su ayuda sino donde las administraciones y las cuencas hidrográficas mostraran la máxima prioridad en recuperar las masas de agua dulce en su conjunto donde los cauces, las riberas y terrenos colindantes tuvieran una especial protección.

H2O es primordial para la subsistencia de la propia vida, es un elemento que lo podemos encontrar en la naturaleza en tres estados diferentes: solido, liquido y gaseoso, por lo que es un elemento muy especial, pero en general el mundo ha olvidado algo tan esencial y se obsesiona con buscar este elemento en otros planetas mientras el agua que hay en la tierra pierde importancia, se desvaloriza, se desperdicia, se contamina y no se toman las medidas necesarias y urgentes para su plena protección, conservación y mejora en la red de distribución.

Cuando se habla de la importancia del agua dulce normalmente nos viene a la cabeza el suministro de agua potable a la población, pero si analizamos los usos del agua veremos que en todos los sectores es imprescindible para el desarrollo socio-económico de un país, ya sea para la agricultura, la industria, los servicios, etc.… desde aquí os invito a que intenten estar un día completo sin suministro de agua en su casa, en su trabajo, en su vida cotidiana y será ahí en ese momento cuando cada uno de nosotros veamos que sin el agua dulce con la calidad optima para el uso que pretendamos, simplemente la actividad socio-económica se paraliza, es entonces cuando en una situación de escasez de suministro de agua dulce a nivel mundial se producirán crisis, ahí sí podremos hablar de una verdadera crisis mundial.

Bien es cierto que con la legislación de la Directiva Marco de la Unión Europea se ha impulsado un gran proyecto para mejorar y realizar controles de calidad de las masas de agua dulce mediante la instalación de estaciones de control que para el año 2015 debe estar por completo realizado para pasar los exámenes de la Unión Europea, pero mi preocupación viene tras comprobar que los esfuerzos se centran en los cauces de los ríos donde se instalan sistemas de control mediante tecnología, pero hay una gran despreocupación actual por la recuperación de las riberas de los ríos a mi entender un río no es solo el cauce por donde transcurre el agua, un río es algo más es un ecosistema que fluye y cambia junto con el descenso de sus aguas.

Las riberas de los ríos son los ecosistemas fundamentales para el río y todos los seres vivos incluidos nosotros mismos, los humanos, sin una ribera en buen estado la calidad del agua disminuye en proporción al estado de la propia ribera.

Tras realizar un estudio del Río Manzanares, donde se tomaron muestras para realizar análisis y estudios: físico-químicos (temperatura, ph, nivel de oxigeno disuelto, porcentaje de nitratos, turbidez, porcentaje de saturación de oxigeno, dureza del agua), de macro-invertebrados, estado de vegetación de ribera, fauna y presiones detectadas, se llegaron a las siguientes conclusiones:


1º- Punto de muestreo: Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, La Pedriza, donde se tomaron dos muestras una en la Laguna Verde y otra cerca del aparcamiento de Canto Cochinos, los resultados físico-químicos, de macro-invertebrados fueron positivos desvelando un nivel de calidad de agua muy optimo, pero los datos recogidos sobre la vegetación de ribera fueron preocupantes al no encontrar en buen estado el bosque autóctono de ribera lo que repercute en la calidad de los suelos y en la fauna silvestre de la zona. Las presiones detectadas no son muchas, alguna que otra edificación, puentes, cierta cantidad de residuos sobretodo envases y una gran presión por el alto número de visitantes que dejan su huella en la erosión del suelo.


2º- Punto de muestreo: El Monte del Pardo, la primera muestra se tomo justo detrás del muro de la presa del Pardo y la segunda muestra río abajo cerca del puente que da paso al Camino de Cristo del Pardo y de la Avenida Padre Cipriano, los análisis físico-químicos dieron valores donde se aprecia que la calidad del agua no es óptima, donde las presiones que ya ha sufrido el río durante su curso hasta llegar a estos puntos de muestreo son notorias, en cuanto a los macro-invertebrados existía un débil equilibrio entre los bioindicadores positivos y los negativos, en cambio la vegetación de ribera estaba en buen estado en cuanto a una valoración general aunque cabe señalar la errónea gestión medioambiental en diferentes zonas debido a la repoblación con pinos, algo que para mi entender es una negativa actuación debido fundamentalmente a que esa zona no es para crear un pinar debido a su cercanía al río ya que las hojas (aciculas) de estos árboles son muy ácidas y pueden llegar a cambiar el ph de suelo por lo que la biodiversidad del bosque de ribera desaparecería ya que donde hay un pinar es difícil que coexistan gran variedad de especies vegetales, por lo que si se quiere realizar actuaciones de reforestación hay que ser rigurosos y repoblar con las especies autóctonas del espacio en el que sea necesaria tal actuación ya que sino la mejor opción seria acotar la zona y que la zona se regenere de forma natural y silvestre, no pretendamos inventar nada ya que los ecosistemas ya están todos inventados y han pasado el examen de calidad más riguroso de la tierra la evolución a través del paso del tiempo.


3º- Punto de muestreo: río Manzanares a su paso por el Puente de Los Franceses, los resultados de los análisis físico-químicos denotaron la negativa influencia de la actividad humana en las aguas del río, los bioindicadores negativos están protagonizados por macro-invertebrados, las riberas del río están muertas literalmente debido al diseño de las mismas donde se opto por instalar rocas sueltas en algunas zonas de las riberas y en otras se opto por la canalización dotando de muros las riberas lo que hace imposible la reforestación de esta zona del río Manzanares desde el Puente de Los Franceses pasando por Príncipe Pió hasta el Parque Lineal del Manzanares desde donde el río va recuperando lentamente sus riberas naturales mostrando débilmente un bosque de ribera muy limitado en cuanto a especies  y delimitado territorialmente.


Volviendo al punto de muestreo es notable destacar como el hombre en su afán por controlar a la naturaleza canaliza el río, lo represa, destruye el bosque de ribera para urbanizar los márgenes del río, tales acciones repercute negativamente en el medioambiente del siguiente modo: al canalizar un río aumentan los peligros por desbordamientos, son más propicias las avenidas al estar la ribera urbanizada con materiales impermeables lo que hace que el agua no se infiltre por el suelo por lo tanto el agua dependiendo de la pendiente del terreno coge velocidad en proporción al porcentaje de la pendiente lo que aumenta el poder destructor del agua, se crean zonas de inundaciones por utilizar materiales impermeables que también perjudica a la recarga de aguas subterráneas si las hubiere o sino a al humedecimiento del subsuelo tan vital para muchos seres vivos, al represar el río los lodos y materiales que de forma natural transporta el río por su cauce son acumulados en el fondo del río por lo que la calidad del agua disminuye surgiendo el fenómeno de eutrofización del agua, aparecen olores y el río pierde su función de transportar sedimentos, la ribera urbanizada perjudica al bosque de ribera que es sustituido por materiales impermeables (calles, carreteras, etc.…) y parques con vegetación que no es autóctona de la zona por lo que en épocas de lluvia los árboles de ribera especializados en sustentar, agarrar el suelo y en absorber como esponjas gran cantidad de agua ya no están por lo que el agua nos muestra su poder más destructivo ocasionando daños en las infraestructuras.


4º- Punto de muestreo: Parque Regional del Sureste de Madrid, justo en frente de Rivas Vaciamadrid, pasa el río Manzanares que desemboca en el río Jarama ambos ríos pertenecen a la cuenca hidrográfica del Río Tajo, en este lugar tomamos dos muestras, la primera en el propio cauce del río, donde el olor del agua ya denotaba la calidad del agua, debido a que aguas arriba las depuradoras de Madrid vierten sus aguas al río y aunque cumplen con la normativas, la calidad del agua no deja de ser baja, en el cauce y en las orillas existía gran cantidad de residuos procedentes de aguas arriba debido a que en esta zona no hay viviendas ya que es una zona protegida junto a la Marañosa, de esta manera vemos como el río en vez de transportar materiales de la propia erosión que debería producir en tramos anteriores vemos que ahora transporta residuos de todo tipo, los macro-invertebrados encontrados eran muy pocos, incluso aparecieron cangrejos americanos muertos, no se localizo ningún tipo de pez ni señal de su existencia, por lo que la vida en este tramo del río era muy escasa. En cuanto a al vegetación de ribera se encontraba en muy bien estado mostrando incluso en algunas zonas síntomas de recolonizar el terreno del cual fue desposeída por lo que son datos muy positivos, también comentar la gestión positiva de grupos ecologistas y de administraciones locales que están realizando trabajos de recuperación de fauna y flora en esta zona y en otras zonas cercanas.

La segunda muestra se obtuvo de una laguna cercana de origen minero, donde antes existía una gravera para la extracción de áridos ahora hay una laguna de medianas dimensiones, en esta zona existen al menos una centena de lagunas que el hombre ha creado debido a la explotación de las graveras donde se sacan materiales para la construcción como grava y arena, al llegar al nivel freático por la gran extracción de áridos el agua subterránea se fue infiltrando por los poros cada vez de mayor tamaño del terreno hasta producir la laguna.


Estas lagunas son unos ecosistemas creados por el hombre que tienen ventajas e inconvenientes, al ser masas de aguas que no deberían estar ahí de forma natural ocasionan perdidas de caudal a los ríos en este caso del río Manzanares y del río Jarama, ya que el agua de estas lagunas pertenece a estos ríos, además al crearse lagunas donde la corriente es prácticamente nula la masa de agua sufre gran evaporación, también estas masas de agua son propensas a sufrir eutrofización y salinización del agua dulce.

Otros problemas que se suelen dar es la introducción por parte del hombre de especies animales alóctonos a estos ecosistemas acuáticos (peces, anfibios, reptiles, mamíferos, etc.)

Las ventajas que encontramos son la creación de humedales ideales para las aves y otras especies de animales y vegetales por lo que si se gestiona de forma correcta medioambientalmente hablando estas lagunas una vez regeneradas producen un valor añadido a la zona ya que son muchas las aves acuáticas que utilizan estas lagunas para instalarse o como zona de descanso en los pasos migratorios.


Después de estudiar los cuatro puntos diferentes el curso del río Manzanares me preocupa el estado del río tanto de la calidad de sus aguas como del estado de sus riberas por lo que como ciudadano veo la necesidad de que todos hagamos más por la conservación y recuperación de los ríos, en muchos casos supondrá un gran esfuerzo pero la recompensa es tan grande que no hay que dudar en realizar todo lo que este en nuestra mano para lograrlo, estoy seguro de que mediante la concienciación y la información real y correcta es posible, ya que esta en juego el agua dulce tan necesaria para nuestro desarrollo, no olviden que sin este elemento la vida no es posible en cambio sin el petróleo u otros minerales donde el hombre se empeña en sobre valorarlos (diamantes, oro, plata…) la vida y el desarrollo es posible, por lo tanto actúa y protege las masas de agua dulce que existan en tu zona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario