miércoles, 8 de agosto de 2012

LAGARTIJA COLILARGA (Psammodromus algirus):

Este reptil de la familia Lacertidae de hasta 20 cm de longitud, presenta una cola larga y escamas carenadas grandes y aplanadas en el dorso y flancos.

Su cuerpo es de color pardo con dos líneas claras a lo largo de los flancos, los machos con frecuencia muestran una mancha de tonos azules a la altura del hombro, tanto hembras como machos presentan un color blanquecino en su parte inferior.


Los machos cuando están en celo tienen la garganta y los lados de la cabeza de color naranja.
Las escamas que recubren el dorso y los flancos son aquillados y a la vez imbricadas, salvo que también se extienden a las ventrales. Un rasgo muy característico de la lagartija colilarga es su capacidad de emitir chillidos.

La podemos encontrar en los bosques mediterráneos, su hábitat ideal son las zonas arbustivas e hierbacias, le gustan los lugares secos y soleados.

Su dieta se basa principalmente en insectos, por lo que hace una gran labor en el control de plagas, de ahí la importancia de conservar y respetar a los reptiles, que son unos grandes aliados en mantener los ecosistemas equilibrados.


La época de reproducción es en el  inicio de la primavera hasta finales de junio o principios de julio.

Las hembras llegan a poner entre 8 y 10 pequeños huevos de forma esférica, cuando eclosionan los huevos las crías empiezan su vida de forma independiente ya que son capaces de capaz por si mismas.

En las fotografías tomas en una zona de media montaña vemos a un ejemplar que aun disfrutando de un día seco y soleado como a ella le gusta, necesita un aporte de agua, por lo que no duda de asomarse a un pequeño arroyo de montaña a saciar su sed.


No hay comentarios:

Publicar un comentario