viernes, 24 de agosto de 2012

LISTA ROJA:

La Lista Roja es un inventario elaborado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es el documento más reconocido mundialmente que recoge el estado de amenaza de las especies, y donde aparecen todas las especies de animales y vegetales en peligro de extinción.

Este listado es recopilado por la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN, que cuenta más de 8000 especialistas por todo el mundo que trabajan por la conservación de las especies de fauna y flora a nivel mundial.

A parte de la lista roja, se publican los libros rojos, donde podemos encontrar las descripciones exactas de las especies amenazadas, sus hábitats, que amenazas tienen y que podemos hacer para protegerlas y por lo tanto conservarlas.

La lista roja incluye 9 categorías, donde solo 3 categorías son consideradas como amenazas: en peligro crítico, en peligro y vulnerables.

La última versión se realizo en 2007, y la lista roja recoge 41.415 especies, de las cuales 16.306 son especies que se encuentran bajo la amenaza de extinción.

El número de especies extintas es de 785 y 65 especies solo las podemos ver en cautividad, como por ejemplo en los zoológicos. La UICN, indica que 1 de cada 4 mamíferos, 1 de cada 8 aves, 1/3 de los anfibios y el 70% de las plantas están en situación de riesgo.




La situación es de una gravedad extrema, a mi parecer es de suma importancia entender que somos la especie responsable de la extinción de cientos de especies y que por mucho que nos creamos la especie superior, éticamente debemos usar nuestra hipotética superioridad para conservar el planeta no para destruirlo, no conozco ninguna especie animal o vegetal que estando en su hábitat lo destruya, todas las especies viven armoniosamente en su hábitat, colaborando todas ellas en mantener un equilibrio natural.

Somos la única especie capaz de modificar el entorno a nuestro antojo, estamos demostrando que somos capaces de destruir el planeta Tierra, curiosamente el único habitable en el sistema solar.

Es el momento de demostrarnos a nosotros mismo que somos capaces de cambiar el planeta, de conservar lo que aun nos queda, y recuperar todo aquello que hemos destruido.

Cuando una especie de animal o vegetal se extingue, lo hace para siempre y al perder a una especie estamos perdiendo la información genética que ha ido acumulando durante toda su evolución, y es fácil deducir que esa información genética podría ayudarnos a nosotros mismos, en la cura de enfermedades.

Es necesario actuar y cambiar nuestros hatitos para proteger las maravillas del planeta, la conservación adecuada del medioambiente repercute directamente en una mejor calidad de vida de nuestra propia especie.

Para ampliar más información sobre la UICN, les invito a que visiten su página web: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario