miércoles, 12 de junio de 2013

ACTIVIDAD DE ANILLAMIENTO CIENTÍFICO EN LA CASA DE CAMPO:

Tras fabricar cajas nido y comederos para aves, en el Aula de Naturaleza pensamos que para culminar el curso la mejor actividad que podíamos realizar es asistir a una interesante jornada de anillamiento científico, donde poder observar a las aves de cerca y poder aprender de la mano de expertos la metodología empleada en las jornadas de anillamiento científico.

La jornada se desarrollo en la Casa de Campo, más concretamente en el “Encinar de San Pedro”, el cual se encuentra vallado al ser una zona en regeneración y reserva ornitológica, por lo que su acceso se encuentra restringido y solo se puede acceder a él solicitando permiso.

Dentro de la reserva se encuentra diferentes centros dedicados a la conservación y divulgación, como son: el centro de recuperación de cigüeña blanca, el centro de divulgación de insectos, el centro de conservación y divulgación de lepidópteros y el centro de observación de avifauna.


Tras solicitar el correspondiente permiso accedimos al Encinar de San Pedro, donde ya nos estaban esperando las personas encargadas de anillar a las aves.

El anillador, bueno en este caso anilladora cuyo nombre es Eva junto con su equipo de colaboradores, fueran las personas que nos ilustraron a lo largo de toda la mañana como capturan las aves para posteriormente anillarlas y tomar una serie de datos que son empleados en rigurosos estudios científicos sobre las poblaciones de las diferentes especies de aves.

El método de captura es mediante la instalación de unas redes muy finas, en las cuales las aves en vuelo chocan y caen en unos pliegues que tiene la propia red, las aves no sufren ningún tipo de daño salvo el consiguiente estrés al verse atrapadas por una red que no les permite escapar.

Cada poco tiempo la anilladora junto con sus colaboradores acuden a las redes para desenredar a las aves que han caído en la red y guardarlas en bolsas de tela, donde son transportadas las aves hasta el despacho de campo, en el cual se manipulan para proceder a su identificación y anillado.

Anillar un pájaro supone personalizarlo, dotarlo de una anilla que contiene datos alfanuméricos, es lo mismo que se hace con los vehículos cuando se les instala la placa de la matricula, ese vehículo queda personalizado, gracias al anillamiento si un pájaro es recapturado y ya está anillado se obtienen valiosos datos, como la edad o su procedencia y así estudiar los movimientos migratorios o cambios poblacionales de una especie en concreto.

Una vez anillado el pájaro se le miden ciertas plumas, se observa la cantidad de grasa y de musculo que presenta el ave, se le mide el tarso, se le pesa y en función del estudio que se esté realizando se le toman más a menos datos, incluso en ocasiones se toman muestras de sangre para analizarlas en el laboratorio, en tal caso el último paso es sin duda el más gratificante tanto para el anillador como para el ave, la puesta en libertad del pájaro.




Durante la jornada de anillamiento científico pudimos observar como anillaban un total de 25 aves, de diferentes especies:

GORRIÓN MOLINERO (Passer montanus): 5 ejemplares.

RUISEÑOR COMÚN (Luscinia megarhynchos): 3 ejemplares.

VERDECILLO (Serinus serinus): 5 ejemplares.

HERRERILLO COMÚN (Parus caeruleus): 3 ejemplares.

VERDERÓN COMÚN (Carduelis chloris): 1 ejemplar.

PINZÓN VULGAR (Fringilla coelebs): 3 ejemplares.

CARBONERO COMÚN (Parus major): 1 ejemplar.

JILGUERO (Carduelis carduelis): 4 ejemplares.

Gracias a los consejos que no facilito la anilladora y su equipo, los alumnos del Aula de Naturaleza que asistieron a tan interesante actividad, pudieron soltar cada uno de ell@s un pájaro, lo que sin duda fue toda una experiencia que recordaran toda su vida.

Agradecer a Eva y a su equipo de colaboradores los cuales nos brindaron una amena y didáctica jornada de anillamiento científico donde tod@s aprendimos y disfrutamos mucho, por ultimo agradecer a la naturaleza por los impresionantes espectáculos que nos brinda sin pedir nada a cambio, salvo que la respetemos y conservemos, dejemos de pensar en que nos puede dar la naturaleza y empecemos a pensar que podemos hacer nosotros por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario