jueves, 31 de diciembre de 2015

CASTILLO DE GUADAMUR:

Guadamur es un pueblo de Castilla La Mancha, localizado en la provincia de Toledo, situado en la comarca de los Montes de Toledo y linda con los términos municipales de Toledo al norte, Argés al este, Casasbuenas al sur y Polán al sur y oeste, todos de ellos pertenecientes a la provincia de Toledo.

Guadamur se encuentra a 640 metros sobre el nivel del mar y su punto más alto lo compone La Liebrera, con 661 metros.

La toponimia del término Guadamur, es diversa incluso para los eruditos, unos comentan que en árabe significa “el río de las olas”; otros cavilan con que derivaría de wadi al-mur “río del muro”,como referencia a alguna construcción romana o visigótica de uso hidráulico. De este modo, la raíz resulta un híbrido del árabe wadi “río, valle, vaguada”, y del latín murus “muro”, Uadi (el-uadi) es un vocablo de origen árabe utilizado para denominar los cauces secos, o estacionales, de los ríos.

En cuanto a la historia de Guadamur, empecemos por la época prehistórica de la cual se han descubierto desperdigados hallazgos pertenecientes principalmente al Paleolítico Inferior.
Por la demarcación de Guadamur han pasado carpetanos, romanos, visigodos y árabes que estuvieron establecidos en Guadamur hasta el siglo XI, cuando Alfonso VI de Castilla en 1085 conquista Toledo.

La zona meridional del río Tajo, supuso una frontera natural durante el periodo de la Reconquista, de ahí que los castillos y fortalezas abunden por este vasto territorio.
A medida que se fueron conquistando territorios se repoblaban, incentivando esta tarea con las cartas pueblas que ofrecían grandes privilegios para lo que decidían asentarse en las tierras reconquistadas.

CASTILLO:

Castillo de Guadamur es una fortaleza Medieval Militar y como todo buen castillo se levanta sobre colina, aunque en este caso se trata de una pequeña elevación del terreno, desde la cual dominar toda la población de Guadamur y suficiente como para avizorar a todo aquel que se acercara por el horizonte.

Su construcción data del siglo XV, en el año 1468 Don Pedro López de Ayala, señor de Cedillo, Conde de Fuensalida, nieto del Gran Canciller Mayor de Castilla y cronista real del mismo nombre, determino la construcción del castillo sobre los restos de una fortaleza anterior de origen musulmán.




Recién iniciado el siglo XVI en el año 1502 habitaron el castillo Felipe el Hermoso y Juana la Loca. Tras sus muros encontraron hospedaje insignes personajes como el Cardenal Cisneros, el Emperador Carlos I y la Princesa de Éboli, mandada recluir aquí por Felipe II.

En la guerra de la Independencia los franceses ocuparon el castillo para utilizarlo como cuartel, durante este periodo el castillo sufrió numerosos daños al ser incendiado, la propiedad del castillo recaía por aquel entonces en el Duque de Uceda.

Tras ser restaurado, el castillo sufre otro incendio durante las guerras Carlistas, tras su deterioro y desamparo durante años, la propiedad la adquiere el Conde del Asalto, el cual lo reconstruyó en 1887.

Más recientemente en el siglo XX, durante la Guerra Civil en 1936, la fortaleza es desvalijada y nuevamente sufre un considerable deterioro, el Marqués de Campoó lo restaura y amuebla nuevamente.

El Castillo de Guadamur es un primoroso ejemplar de las fortalezas toledanas del siglo XV con influencias italianas.

Su planta es cuadrangular, de 30 metros de lado. Cuenta con dos recintos amurallados y un foso que en su origen tenía un puente levadizo defendido por dos cubillos y un matacán sobre la puerta.

El foso cuenta con escarpa y contraescarpa, baluartes y defensas cilíndricos adosados a sus ángulos y paños. Los del muro exterior son más altos que los del interior, y mientras aquellos presentan troneras propias ya de un sistema defensivo de artillería, éstos aún tienen aspilleras, reminiscencia del arte de la guerra medieval.

Las tres torres circulares angulares cuentan, en el oeste, con una torre del homenaje cúbica de dos cuerpos superpuestos. La torre, que se yergue airosa sobre el conjunto, tiene 18 x 12 metros de base y 31 metros de altura, y está provista de canes triples, como gran parte del cuerpo del castillo. Está adornada con seis garitones decorados con ménsulas circulares con labor de perlas y pirámides.

Además cuenta con torres semicirculares de planta barlonga en los ángulos del recinto externo y tres baluartes triangulares al norte, este y sur.

El conjunto está coronado por matacanes ornamentados por la misma sarta de perlas. Las ventanas son de arco rebajado y la puerta de acceso de medio punto y flanqueada por dos torres circulares rematadas con merlones, que muestran los escudos del fundador.

Para su edificación se empleó un estilo constructivo basado en la mampostería y en la sillería, disponiendo de un aparejo reforzado con sillería en los ángulos y franjas decorativas horizontales de ladrillo.

Gracias a las diversas restauraciones, el castillo se encuentra en buen estado de conservación, en la actualidad es de propiedad privada.

Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1964, bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español y catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Guadamur y su castillo merecen una visita sin lugar a dudas, la propiedad del castillo está bajo manos privadas aun así es visitable, les recomiendo que se informen en la página www.guadamur.net de los días y los horarios en los cuales podrán disfrutar de una visita guiada por este esplendido castillo.

Bibliografía: www.guadamur.net        www.castillosnet.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario