domingo, 30 de septiembre de 2012

PUEBLO DE NUEVO BAZTÁN:

Geográficamente Nuevo Baztán, está situado al sudeste de la Comunidad de Madrid, en la Comarca de Alcalá de Henares, a 831 metros de altitud y a 45 Km de Madrid, para ser más exactos el Conjunto Histórico-Artístico de Nuevo Baztán está situado en la submeseta sur, al noreste del centro geográfico de la cuenca del Tajo y ocupando la región natural de los "Paramos.

En el centro de la comarca encontramos a Nuevo Baztán, que se encuentra rodeado por diversos y pequeños pueblos como: Pezuela de las Torres, Olmeda de las Fuentes, Villar del Olmo y Pozuelo del Rey.

La población empadronada supera las 6.300 personas, por lo que es un pueblo con mucha vida.

Tras situar en el mapa el pueblo de Nuevo Baztán, procedamos a continuación a investigar su historia y a descubrir lo que nos ofrece este importante pueblo.

Empecemos por la figura histórica m.as importante de Nuevo Baztán, Don Juan de Goyeneche, fue el fundador de Nuevo Baztán, y el precursor del complejo preindustrial más modernista de la época en nuestro país, gracias a la importación de conocimientos y técnicas extranjeras que puso en práctica en su ambicioso proyecto en Nuevo Baztán.

Nuestro protagonista Goyeneche está muy influenciado por las tendencias económicas y sociales de la Europa de finales del siglo XVII y principios del XVIII. Incluso es un gran seguidor de las teorías de Colbert.

Sus inquietudes modernistas llevan a Goyeneche a fundar la Gaceta de Madrid, en la cual expone a la sociedad española los movimientos y realidades sociales del resto de Europa.
Gracias a sus relaciones con personas influyentes, obtiene la financiación necesaria al igual que ciertos privilegios tributarios, para poner en marcha una idea revolucionaria en España, industrializar la producción de ciertos productos demandados tanto por el mercado interior como por el exterior a partir de recursos propios.

Aplica la teoría de producir mejor y más barato gracias a las nuevas técnicas exportadas de toda Europa, para asegurar el éxito de su empresa contrata a los mejores artesanos del país como de Europa.

Para llevar a cabo tan ambicioso proyecto, a principios del siglo XVIII, Juan de Goyeneche establece un innovador complejo industrial en Nuevo Baztán, en tal empresa puso en práctica las teorías económicas que propugnaba el Colbertismo.

Juan de Goyeneche nació en el valle del Baztán en el año 1656 y muy pronto se traslado a Madrid, donde se formo en el Colegio de la Compañía de Jesús, gracias a sus estudios pronto estableció relación con personajes influyentes tanto intelectuales como miembros de la corte, ocupando el mismo años más tarde un puesto en la corte de Carlos ll.

Dentro de la corte fue el encargado de varias tesorerías, lo que le permitió poder desarrollar sus iniciativas empresariales.

Al ser una persona culta Juan de Goyeneche participo en el movimiento reformista para renovar la esfera política, modernizar el país aplicando nuevos ideales económicos, fomentando la cultura y la ciencia en favor del desarrollo de España y así poder retomar vientos favorables después del reinado de Felipe lll.

Las inquietudes de nuestro protagonista eran diversas, entre ellas destacamos su faceta de escritos y editor, las cuales le derivaron a fundar la Gaceta de Madrid.

En el año 1710 y Goyeneche elige una población cercana a Madrid para erigir su industria, la actual Olemda de las Fuentes, dedicada fundamentalmente a labores agrícolas.

Juan de Goyeneche está decidido a aplicar las ideas del Colbertismo, que tanto éxito habían tenido en Francia, por lo que se decidió a levantar Nuevo Baztán en sus posesiones de Olmeda de las Fuentes.

El proyecto debía remediar dos problemas graves que sufría España en el siglo XVIII, que eran: la recesión demográfica y la desindustrialización que padecía España desde el siglo XVII.

Por ello la edificación del complejo industrial tuvo dos objetivos claros, aumentar la población en la comarca, muchas familias atraídas por los puestos de trabajo acudieron a Nuevo Baztán, y económicamente el proyecto debía ser capaz de dar origen a una industria que compitiera con el mercado extranjero y así aumentar las exportaciones lo que repercutiría en la economía positivamente.

Tan decidido estaba Juan de Goyeneche que invirtió toda su fortuna, además consiguió privilegios y franquicias gracias a sus contactos con la corte.

En 1715 empiezan a producirse en Nuevo Baztán: sombreros de munición, prendas textiles y de cuero que servían para abastece al Almacén General de Vestuarios para la Tropa aunque no exclusivamente.

Años más tarde el complejo industrial creció mediante la instalación de nuevas fábricas de: papel, vidrio, licores, cerería, confitería, curtidos, zapatería, tejidos de seda, cintas, pañuelos y colonias.

Al tratarse de productos manufacturados muy técnicos, fue necesario la participación de técnicos altamente cualificados traídos de todo el país incluso de Europa, al igual que fue necesario contar con personas encargadas de las labores de la agricultura para abastecer de alimento y materias primas, a todo el complejo industrial.

En 1720 las fábricas estaban en a pleno rendimiento, Nuevo Baztán contaba con 500 habitantes, la producción y la demanda eran tan altas que el auge económico afecto positivamente a todos los pueblos de la comarca.

El éxito que estaba obteniendo  Goyeneche era tal, que el mismo decidió ampliar una vez más las instalaciones construyendo una nueva fábrica, dedicada exclusivamente a la fabricación de cristal de lujo, tal iniciativa conto con el apoyo de Felipe V, el cual otorgo franquicias y concedió a Goyeneche el monopolio de la fabricación de cristal de lujo.

Para hacer realidad dicho proyecto, Juan de Goyeneche eligió a José Benito de Churriguera (1665-1725).

Churriguera diseño el proyecto en el cual tenía que convertir a Nuevo Baztán en una villa señorial y a la vez industrial sin olvidar el sector agrario.

El orden en el diseño fue fundamental, por ello el esquema urbano gira en torno al palacio, la iglesia y a las 3 plazas existentes.

La estructura del pueblo se dispone en forma de cuadricula para facilitar el crecimiento ordenado y la distribución sociolaboral de sus habitantes, es decir la distribución de la población estaba organizado por gremios, los cuales ocupaban una cuadricula determinada de tal forma que se aseguraba cierta estabilidad social.

El palacio y la iglesia son los dos edificios más destacados de Nuevo Baztán, ambas construcciones están unidas entre si, por medio de una de las torres de la iglesia de San Francisco Javier.

El palacio sigue el esquema de los palacios españoles tradicionales, con torres flanqueando la fachada y con una portada decorada con escudos de armas del propietario.




Nuevo Baztán cuenta con 3 destacadas plazas que como son: la Plaza del Mercado, la Plaza de los Artesanos y la plaza frente a la iglesia y el palacio.

Pronto Churriguera y Goyeneche que mantenían una estrecha amistad se dieron cuenta de que los nuevos ideales europeos del siglo XVIII, la Ilustración y la Revolución Industrial iban a dejar desfasados los logros que habían conseguido, por lo que Nuevo Baztán fue decayendo, al no adaptarse a los nuevos ideales y sistemas de producción, principalmente los logros que Goyeneche consiguió fueron gracias a las ideas y tecnologías que Europa utilizaba con éxito en el siglo XVII y en cuanto Europa empezó a aplicar nuevas tecnologías a lo largo del siglo XVIII, Goyeneche se dio cuenta de que le llevaban un siglo de distancia.

¿Quién era Juan de Goyeneche?

Juan de Goyeneche y Gastón, nació en Arizcun, lugar del Valle de Baztán, en el Reino de Navarra, a principios de octubre de 1656. Sus padres, los Señores de Goyenechea (Casa de Goyeneche), lo envían a temprana edad al Colegio Imperial de los Jesuitas, en la Corte
Allí se relaciona con familias poderosas e intelectuales, lo que, unido a su inteligencia, le proporciona un lugar de privilegio en la Corte de Carlos II. Intelectual ilustrado, destaca como editor y periodista.

Escribe en 1685 la "Executoría de la Nobleza, Antigüedad y Blasones del Valle de Baztán", en homenaje al valle de su niñez, con capital en Elizondo, que agrupa quince lugares hermanados, con casas solariegas y edificios monumentales. La hidalguía de los baztaneses fue confirmada en 1441 por el Príncipe de Viana, título que hoy ostenta S.A.R. el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón y Grecia, heredero de la corona de España.

En 1697 adquiere el privilegio de imprimir la Gaceta de Madrid, convirtiéndose en el primer empresario periodístico de España. Mantiene tan buena reputación que Carlos II le confía la administración de sus gastos y la Tesorería de las Milicias Reales.

Es nombrado sucesivamente Tesorero de las Reinas Mariana de Neoburgo, esposa de Carlos II, María Luisa de Saboya e Isabel de Farnesio, esposas de Felipe V, transmitiendo este cargo a sus descendientes.

Es impulsor de una serie de industrias que tratan de evitar la dependencia exterior de la economía española de la época. Asentista de la marina, suministra maderas de los Pirineos a los astilleros e instala fábricas de cables, cordeles, jarcias, breas y alquitrán, para la construcción de grandes naves.

 En la Guerra de Sucesión, como armador, su aportación de más de 80 mástiles para la defensa de Cádiz en 1702, logra el rechazo de la flota inglesa, en el momento más determinante de la contienda. Gracias a la influencia de Goyeneche se pudo realizar el traslado de los ejércitos borbónicos entre Francia y España a través de la frontera navarra, lo que supuso un factor importante para decantar la victoria de Felipe V.

Erige en Olmeda de las Fuentes una fábrica con 32 telares, que empleaba a 800 personas, y acomete su obra cumbre, la creación de Nuevo Baztán como unidad urbanística, con un complejo industrial ordenado en torno al Palacio y la Iglesia, junto a explotaciones agrícolas. Instala fábricas de sombreros, textiles, de vidrios finos, de jabones, de cererías, de confituras, destilerías de aguardiente y colonias y taller de zapatería.

Construye un Mesón para albergue de los viajeros, suministradores y clientes. Mejora las comunicaciones y establece en Nuevo Baztán hospital, médico, cirujano y boticario, dotando a la Iglesia de Sacerdote y Sacristán, que han de enseñar a los adolescentes.

En Madrid deja también importante huella con la edificación del Palacio Goyeneche, obra de Churriguera, en la calle de Alcalá, hoy sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Su apoderado principal y sobrino, Juan Francisco de Goyeneche, Marqués de Ugena, legó a los descendientes de su tío el Palacio de la Calle Huertas, hasta la fecha reciente sede de la Cámara de Comercio de Madrid.

En el año 1684, como muestra de su religiosidad, es cofundador de la Real Congregación de San Fermín de los Navarros, en cuya Junta acepta el cargo de Celador de Pobres. Su citado sobrino y sus hijos fueron Prefectos de la Real Congregación, prefectura que posteriormente asumieron los Reyes de España.

Tuvo el señor de Nuevo Baztán -no quiso títulos nobiliarios ni honores- el raro mérito de ser el hombre de confianza del último Austria y del primer Borbón español, al que apoyó financieramente, arriesgando su patrimonio en la Guerra de Sucesión. Apostó por los Borbones porque consideró que su patria necesitaba una modernización.

Murió cristianamente en su lugar de Nuevo Baztán el 12 de abril de 1735, siendo enterrado en la bóveda de la Iglesia de San Francisco Javier, debajo de la cúpula central.
Como colofón a la categoría de Goyeneche sirvan las palabras de Felipe V a su confesor: "Si tuviera dos vasallos como Goyeneche, pondría muy brevemente a España en estado de no depender de los extranjeros, antes reduciría a éstos a depender de España".

Tal fue el legado que nos dejo Juan de Goyeneche que el 26 de Octubre de 1941, el Boletín Oficial del estado publicaba la declaración de Monumento Histórico-Artístico al Conjunto constituido por el Palacio, la Iglesia y las dos plazas inmediatas de Nuevo Baztán. El Conjunto queda sujeto a las leyes del Tesoro Artístico y Monumental, por lo que está bajo la tutela del Estado Español. El B.O.E. de fecha 26 de febrero de 1980 recoge la resolución de la Dirección General de Patrimonio Artístico, Archivos y Museos, de declaración de conjunto Histórico-Artístico a favor de Nuevo Baztán, con lo que cualquier tipo de obras requiere la aprobación previa de dicha Dirección General.

Nuevo Baztán es un lujo del Barroco. El asentamiento urbanístico comprendió el complejo industrial más avanzado de su tiempo, precursor de la gran tarea de modernización e industrialización de España, emprendida por los primeros Borbones.

Goyeneche y Churriguera, nos dejaron aun algo más, una hilera de olmos (ulmus minor) que fueron plantados al finalizar las obras del palacio, en la actualidad solo ha sobrevivido un ejemplar, debido desgraciadamente a la grafiosis que ha exterminado bosques enteros de olmos autóctonos, por toda la Península Ibérica.

Las dimensiones de este olmo son dignas de admiración, tiene un perímetro de 6,54 m, perímetro basal de 6,30 m, altura 21,2 m, diámetro de la copa 18,2 m, edad entre 250 y 300 años, gracias a sus dimensiones, longevidad e historia este ejemplar está protegido y tiene la figura de árbol singular de la Comunidad de Madrid.

La mayor parte de la información recogida en este articulo ha sido obtenida de las siguientes fuentes:



Si deseas conocer el pueblo de Nuevo Baztán a través de una visita guiada no dudes en contactar conmigo: danielmedioambiente@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario