miércoles, 23 de julio de 2014

MIRADORES DEL MONTE DE EL PARDO: VALPALOMERO Y DESAGUADERO

En el Monte de El Pardo habita uno de los bosques mediterráneos mejor conservados del Mundo, la extensión que ocupa este imponente paraje natural es de 15821 hectáreas.

Para acceder al Monte de El Pardo, les recomiendo que lo hagan por la carretera M – 605 y circulen disfrutando del paisaje que encontraran a ambos lados de la carretera, una vez entremos en la población de El Pardo, debemos llegar hasta la primera rotonda situada delante del Palacio de El Pardo, en este punto cogeremos la primera salida dirección Fuencarral.

Durante 2 kilómetros y 150 metros aproximadamente circularemos por la M – 612 hasta encontrar una carretera que sale a mano derecha, la cual deberemos tomar y a unos pocos metros a mano izquierda podremos estacionar el vehículo en una explanada de tierra equipada con mesas y bancos a modo de merendero.

Desde esta explanada surgen diferentes senderos, todos ellos interesantes y como eje de referencia la carretera por la cual hemos entrado para aparcar el vehículo, cualquier vereda que elijamos será válida siempre que caminemos dirección Este, los dos senderos transcurren paralelos a la carretera que veremos esporádicamente entre la vegetación del lugar, principalmente: jaras pringosas, encinas, torviscos, alcornoques y retamas.

Tras subir una pequeña colina, ambos caminos nos dejaran enfrente de una tapia con una puerta, si nos asomamos por los balaustres de hierro forjado de la puerta podremos ver una gran finca con cientos de olivos centenarios, se trata de la Quinta del Duque del Arco o también conocida como la Quinta de El Pardo.

La carretera termina justo en la puerta de hierro forjado que encontraremos cerrada, en este punto deberemos tomar la pista de tierra que sale a mano izquierda y que transcurre paralela a la tapia, en pocos metros la pista nos dejara a pie de la M – 612 la cual cruzaremos con la máxima precaución posible.

Una vez al otro lado de la carretera atravesaremos un primer camino para tomar el sendero que sale de frente, este a su vez desemboca en una pista de tierra la cual tomaremos a mano izquierda, al ser un terreno llano llegaremos cómodamente hasta el mirador de El Desaguadero.

Sobre una colina a unos 700 metros de altitud se ubica el acogedor mirador de El Desaguadero, desde el cual podremos otear la frondosidad del encinar más cercano y la inmensidad de la gran dehesa en la lejanía.

Junto al mirador hay unos bancos y mesas de madera que nos invitan a pasar un agradable momento disfrutando de las vistas y de la naturaleza, en una de las ocasiones que acudí al mirador lo sobrevolaron un bando de llamativos abejarucos (Merops apiaster), ave estival muy atractiva por su colorido plumaje.




Una vez disfrutado del mirador es momento de retomar por nuestros propios pasos y volver hasta la puerta de hierro forjado, ahora elegimos la pista que sale a mano derecha hay que tener en cuenta que salen dos pistas de tierra a mano derecha, la primera pista es la correcta, antes de cogerla es recomendable andar unos pasos por la segunda pista e inmediatamente encontraremos un pequeño recinto vallado y una pequeña edificación desde esta localización podremos obtener unas vistas panorámicas e identificar diferentes edificios significativos de la ciudad de Madrid, a la vez que comprobaremos lo cerca que esta la ciudad del Monte de El Pardo, esta pista no es la correcta por lo que hay que retroceder hasta la primera pista de arena, para evitar confusiones la pista adecuada es la que en su inicio dispone de una barrera de madera que impide el paso a los vehículos.

La nueva pista de tierra nos ofrece la oportunidad de observar imponentes ejemplares de encinas centenarias, sin apenas esfuerzo llegaremos hasta los 711 metros de altitud donde una pequeña planicie nos ofrece la oportunidad de realizar una parada y descansar en los bancos de madera existentes bajo la sombra de varios ejemplares de grandes pinos, mientras tomamos algún refrigerio podemos identificar construcciones como la del hipódromo de la Zarzuela.

Retomando el camino pasaremos por delante de la fuente de Valpalomero donde podemos refrescarnos y mitigar nuestra sed, unos cientos de metros más adelante se localizan los miradores de Valpalomero.

Tanto el mirador de El Desaguadero como el de Valpalomero disponen de plataformas construidas de madera que facilitan la observación de las panorámicas, en el caso de las dos plataformas de Valpalomero disponen de carteles que nos facilitan ubicar todos los puntos relevantes que podemos contemplar desde los miradores.

Las vistas de toda la sierra que nos ofrece el mirador de Valpalomero son magnificas al igual que las puestas de sol, por lo que les recomiendo que descubran estos dos miradores y disfruten de unas vistas únicas.

Para retomar a la explanada donde se estacionan los vehículos deberemos retroceder por la misma pista que tomamos al principio hasta llegar a la puerta de hierro, de ahí elegiremos uno de los senderos que transcurren paralelos a la carretera, esta vez cuesta abajo hasta llegar a la explanada.

Si desean descubrir los miradores y toda la fauna y flora que nos ofrece el Monte de El Pardo de la mano de un guía no duden en ponerse en contacto conmigo: danielmedioambiente@gmail.com


2 comentarios:

  1. Bonita entrada, Daniel. Una ruta muy chula. Un saludo desde Castro-Urdiales, Cantabria.
    http://faunacompacta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Germán, muchas gracias por su comentario, si alguna vez tienes la oportunidad de visitar el Monte de El Pardo, te sorprenderá.

      Eliminar