sábado, 28 de febrero de 2015

PUEBLO DE LOS SANTOS DE LA HUMOSA:

En el Este de la Comunidad de Madrid y limitando con la provincia de Guadalajara se localiza en lo alto de un cerro a 900 metros de altitud Los Santos de la Humosa.

Importantes localidades se encuentran alrededor de la población protagonista de este reportaje, como son: Alcalá de Henares, Meco, Azuqueca de Henares, Pozo de Guadalajara, Chiloeches, Santorcaz y Anchuelo.

Para acceder a Los Santos de la Humosa desde Madrid tendremos que coger la A-2, la cual abandonaremos por la salida 38, en este punto tomaremos la M-226 carretera con cierto encanto, a pocos metros de empezar a circular por ella cruzaremos el río Henares y el paisaje que encontramos a ambos lados son tierras de cultivo.

En pocos kilómetros el trazado de la vía cambia ostensiblemente de largas rectas pasamos a continuas curvas fruto del desnivel que debemos salvar para acceder a lo más alto del cerro donde nos da la bienvenida la localidad de Los Santos de la Humosa.

Tan solo 42 kilómetros separan el centro de la ciudad de Madrid de la villa de Los Santos de la Humosa, situada en el coronamiento donde finaliza la Alcarria. Don Fernando de Covarruvias, arzobispo de Toledo ordenó como Puebla de la Tierra de Alcalá en el año 1276 al burgo de Los Santos de la Humosa.

La ubicación actual de la población no es la originaria, antaño la primitiva villa se localizaba en la orilla oriental del río Henares, en la época de la División Conventual Romana de Caesar Augusta en los siglos I-II se denominaba el “Fumoso”, debido a las nieblas que se originan en el río.

Los Santos de la Humosa es uno de los municipios de la Comunidad de Madrid que tiene su carta paleontológica terminada, encontrándose en su consistorio yacimientos arqueológicos de la Edad del Bronce, villas romanas y tardo romanas.

Existen dos yacimientos paleontológicos del Mioceno Medio, donde se han encontrado destacables fósiles de reptiles como la tortuga gigante "Testudobolivan" y mamíferos como: osos y roedores.

Del Mioceno Superior, periodo en el cual se formaron las calizas del Páramo, se han localizado fósiles vegetales, gasterópodos y ostrácodos.

Los vestigios arqueológicos más antiguos corresponden a las industrias líticas del Paleolítico Inferior, del Neolítico se han descubierto en las orillas del río Henares hachas de piedra pulimentadas.

Del período Calcolítico y de la Edad de Bronce los arqueólogos han encontrado restos de cerámica y piedras talladas, principalmente herramientas cortantes elaboradas con piedras de sílex muy abundantes en la Comunidad de Madrid y piedras de molino para moler grano, la gran mayoría de los restos han aparecido en la ribera del río Henares.

El asentamiento original a orillas del río Henares fue abandonado hacia los siglos X-XI, los pobladores trasladaron la aldea a la zona más alta de la colina, probamente para tener un mejor dominio del valle.

Gracias a los estudios de paleografía se ha podido averiguar que Los Santos de la Humosa, era nombrada como Villa desde finales del siglo XV, al menos así queda reflejado en diversos documentos públicos y privados.

En el siglo XVI, exactamente en el año 1576 se realiza la primera descripción de la villa y de sus alrededores, el autor es Ambrosio Morales, quien realiza el trabajo por encargo de Felipe II.

La importancia que adquiere Los Santos de la Humosa aumenta y pasa de ser de segundo orden dentro del Común de la Tierra de Alcalá, a formar parte del Fuero Nuevo de Alcalá, prerrogativa otorgada por el Cardenal Cisneros en el año 1509. Durante el siglo XVII, la Villa forma parte de las 25 Villas del Común de la Tierra de Alcalá.

Uno de los acontecimientos más destacables del siglo XVIII fue el terremoto de Lisboa de 1755, el cual ocasiono desperfectos llegando a resquebrajar la cúpula y la linterna de la ermita de la Humosa.

Hasta el año 1888 Los Santos de la Humosa no disponía de un puente para cruzar el río Henares, construcción que junto con el mejoramiento del camino de Alcalá favorecieron sustancialmente la calidad de vida de los habitantes de Los Santos de la Humosa.

Entre las edificaciones más destacables se encuentra la Ermita de la Virgen de la Soledad del siglo XVI, construida por el Cabildo de Nuestra Señora del Rosario en 1576 para ubicar en ella la imagen de la Quinta Angustia, en la actualidad alberga la imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

Su planta es cuadrada, cuenta con un atrio en forma de pórtico delantero con columnas toscanas, los muros fueron levantados con sillería y mampostería, el elemento arquitectónico más destacable es el arco de medio punto situado en la entrada de la ermita.

De principios del siglo XX, encontramos el edifico de la Fundación Benita Santos Juarranz, situado en la calle Mayor con la Avenida de Madrid, el inmueble consta de dos cuerpos simétricos de dos plantas y cuenta con un generoso patio.




En 1902 fue construido por encargo de Doña Benita Santos Juarranz y Ramos en memoria de su padre Santos Juarranz, el arquitecto elegido fue Arturo Pérez Merino, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El edificio está construido con ladrillos y es de estilo neomudéjar, la finalidad con la cual se levantó este bella finca fue la de crear unas escuelas para ambos sexos y establecer la Fundación de carácter benéfico “Escuelas Católicas Juarranz”.

Otro ejemplo de principios del siglo XX es el edificio municipal de la Casa de la Cultura, de estilo noemudéjar cuenta con tres plantas, un patio y una elegante terraza.

Junco a la finca de la Dehesa, cerca del río Henares, en su margen izquierdo se encuentra la ermita de la Virgen de la Humosa, construida en el año 1677 sobre los restos de la anterior ermita levantada en el año 1384.

La ermita es de estilo barroco, construida con ladrillos y cajones de mampostería, consta de una sola nace con bóveda de cañón y coro alto a los pies, capilla mayor cuadrada con cúpula sobre pechinas rematada con una linterna. La sacristía adosada a la cabecera, contiene pinturas que decoran el testero de la capilla mayor y un retablo del siglo XVIII.

La edificación más antigua del pueblo es la Iglesia parroquial de San Pedro de los siglos XVI-XVII, asentada en la parte más alta de pueblo desde donde se obtienen una maravillosas vistas.

En el año 1562 se empieza la construcción de la iglesia, el encargado de dirigir las obras es el maestro Nicolás Ribero, gran maestro cantero quien realizo parte de la emblemática fachada de la Universidad de Alcalá en 1551, Pedro Lamaza concluyo las obras de la iglesia en 1677.

La iglesia consta de una única nave con tres tramos, ábside poligonal, coro alto, torre y un atrio de ingreso en el lado de la epístola. Cuenta con contrafuertes en la cabecera y en los lados, la luz entra al interior a través de los vanos de forma alargada.

Para su construcción se utilizó sillería caliza y mampostería, reutilizando sillares de la antigua iglesia, su parte posterior esta edificada en cantería, con zócalos y esquinas de aparejo regular. Su pórtico está compuesto por tres arcos de medio punto sustentados por pilares cuadrados, al cual se accede mediante una escalinata.

La torre consta de tres cuerpos y vanos en el campanario, la cabecera es poligonal, en el lado del evangelio se adosa la sacristía. Bajo la torre hay una capilla bautismal con bóveda rebajada, la cual contiene una pila bautismal de piedra.

En el interior encontramos columnas toscanas que sustentan arcos de medio punto compuestos por sillares. La única nave se cubre con una bóveda de aristas con decoración barroca. La cabecera se encuentra decorada con pinturas del siglo XVIII, el coro situado en lo alto a los pies de la nave es de madera  al igual que todo el suelo del templo. La iglesia es un edificio BIC (Bien de Interés Cultural) con protección integral por resolución 22 de Abril de 1983.

Los Santos de la Humosa albergan uno de los mejores miradores de la Comunidad de Madrid, desde donde poder divisar la ciudad de Madrid, toda la Sierra de Guadarrama y hasta el pico de Ocejón.

Desde el mirador se aprecia el valle formado por la Cuenca del Henares y el bosque mediterráneo existente en la zona, compuesto principalmente por un encinar manchego que se desarrolla sobre sustratos ricos en bases, es decir sobre suelos calizos. Tras años de cortas, quemas y roturaciones el encinar recupera poco a poco su esplendor para poder ofrecer refugio y alimento a la fauna de la zona.

Son muchos los atractivos que ofrece la población de Los Santos de la Humosa y que merecen una visita para poder descubrirlos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario